Los prados de León: 078

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 078 de 175
Los prados de León Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


D.ª BLANCA:

  Ya pasa de atrevimiento,
y toca en descortesía,
hablar en presencia mía
con tan libre sentimiento:
  no por vos; por lo que trata
el rey.

NUÑO:

Vos tenéis razón;
pero es el amor pasión
que en la lengua se dilata.
  Mirad bien a esa aldeana,
Blanca, y mal me haga Dios
si no dijéredes vos
que es más divina que humana.
  Yo sé que en cierta ocasión
os parecí tan salvaje,
que hecisteis burla del traje.

D.ª BLANCA:

¡Gentiles venganzas son!
  Lo cierto debe de ser
que Bermudo se ha engañado.
En prado os halló, y en prado,
¿que otra cosa pudo haber?

NUÑO:

  Bien decís. Id en buen hora;
que en tal prado, tal ganado;
porque este prado es comprado
desta divina pastora.
  Ven, Nise; que yo no quiero
más alto estado que a ti.


<<<
>>>