Los prados de León: 080

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena VII
Pág. 080 de 175
Los prados de León Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DOÑA BLANCA, sola.
D.ª BLANCA:

  Ninguno diga, amor, que puede exento
pasar sin ti la vida: que en tu mano
está la paz del corazón humano
y la guerra mayor del pensamiento.
Valiéndome de ti con loco intento,
pensé librarme de tu fuerza en vano;
más tú, del alma robador tirano,
castigaste mejor mi atrevimiento.
Nadie puede negar, si alguno en precio
tu discreción y vanidad tuviere,
que en ser pesado en burlas eres necio.
O es porque advierta quien de ti la hiciere
que aquello que se tiene en más desprecio,
eso viene a faltar cuando se quiere.
(Vase.)


<<<
>>>