Los prados de León: 081

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena VIII
Pág. 081 de 175
Los prados de León Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON ARIAS, TRISTÁN; después, EL REY DON ALFONSO.
TRISTÁN:

  ¿Queda bien enseñado?

D. ARIAS:

Por extremo;
y hase mostrado tan astuto en todo,
que si resucitara Sinón Griego,
le dejara por él.

TRISTÁN:

Pues el rey sale,
habladle vos mientras aquí me aparto.
(Retírase TRISTÁN y sale el REY.)

D. ALFONSO:

Don Arias...

D. ARIAS:

Gran señor...

D. ALFONSO:

¿Qué es lo que quieres,
que con tanto secreto me apercibes?

D. ARIAS:

La obligación que un noble y leal vasallo
tiene a su rey, me obliga, a lo que creo;
que te ha de parecer cosa imposible.
Yo pienso que está viva todavía
de Mauregato la memoria y sangre.
¿Sabes quién es acaso este mancebo
que una lanza sacó de entre unos juncos?


<<<
>>>