Los prados de León: 111

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 111 de 175
Los prados de León Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


NUÑO:

Hicísteme: no haces mucho,
gran señor, en deshacerme.
Tu enojo, Alfonso, disculpo.
Querrá Dios que alguna vez
entre estos ñublados turbios
salga el sol de mi verdad;
que yo, caballeros, cumplo
con mi honor, y lo que debo
a la obligación que tuvo
a su rey un hijodalgo,
retando a don Arias Bustos,
a Tristán Godo, y a todos
cuantos deste caso injusto
tienen culpa; que yo espero
tomar venganza de algunos.

D. ALFONSO:

Quitalde el sombrero y capa,
y ponelde el gabán suyo
a éste, y vuelva a ser villano.

NUÑO:

¡Castigue Dios quien dispuso
tu pecho a tanta crueldad!

D. ALFONSO:

Vuelve, villano perjuro,
al azadón y al arado.
Pon a tus bueyes el yugo;
que así castigan los reyes
los que en tan breve discurso,
por ser luzbeles, del sol
se despeñan al profundo.
(Vase, y con él DON ARIAS y TRISTÁN.)


<<<
>>>