Manojo de zarsas: 014

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Todo nos llega tarde[editar]




Todo nos llega tarde, -hasta la muerte.

Nunca se satisface ni se alcanza

la dulce posesión de una esperanza

cuando el deseo acósanos más fuerte.


Todo puede llegar; pero se advierte

que todo llega tarde: la bonanza,

después de la tragedia; la alabanza,

cuando está ya la aspiración inerte.


La Justicia nos muestra su balanza,

cuando sus siglos en la Historia vierte

el Tiempo mudo que en el orbe avanza;


y la Gloria, esa ninfa de la suerte,

sólo en las viejas sepulturas danza.

Todo nos llega tarde; -hasta la muerte.