Manojo de zarsas: 015

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Un caso[editar]




Tú caíste por buena, no por mala;

la suprema bondad fue tu defecto;

sin saber cómo, sumergiste el ala,

el ala de ángel, en el fango infecto.


Sin embargo, mi dedo te señala,

lo mismo que antes, el camino recto,

tu espíritu, alba flor, perfume exhala;

sólo en tu carne se posó el insecto.


Yo sé-que no quisiste, en tu desvío,

ni un beso dar al que con vil reproche

te suplicó frenético y sombrío.


Que la lujuria, como hambriento pulpo,

no se enredó á tu cuerpo aquella noche,

lo sé!... Por eso menos te disculpo!...


Manojo de zarsas de Julio Flórez
? -

A una novia - Apocalíptica - Caos -
Deseo - El gran crimen - En el café - Errante -
Imposible - Lejos - Petición - Rojo y blanco -
Sonrisa de muerto - Todo nos llega tarde - Un caso - ¡Jamáaas! -
¡Salud! - A una gitana - Al Tequendama - Así fue -
De viaje - Desolación - En Cartagena - En marcha -
Flor de sangre - Impotencia - Ley implacable - Pobre Juan -
Semblanza - Sugestión - Última hoja - ¡Calla! - ¡Oh muerte! - ¿Quién oye? -