Oración a Jesús Crucificado (para después de la comunión)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Mírame, ¡oh mi amado y buen Jesús!, postrado en tu divina presencia. Te ruego, con el mayor fervor, que imprimas en mi corazón los sentimientos de fe, esperanza y caridad, verdadero dolor de los pecados y propósito firme de jamás ofenderte. Mientras, yo, con gran amor y compasión, voy considerando tus cinco llagas, comenzando por aquello que dijo el profeta David: han taladrado mis manos y mis pies, y se pueden contar todos mis huesos.