Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


                                  21

había, acordó de prevenir antes de ser prevenido, é hice llamar á algunos de los señores de la ciudad, diciendo que los queria hablar y metidos en una sala é en tanto fue que la gente de los nuestros estuviese apercibida, y que en soltando una escopeta, diesen en mucha cantidad de indios que había junto á el aposento y muchos dentro en él. E así se hizo, que después que tuve las señores dentro en aquella sala, déjelos atando y cabalgué, é hice soltar el es- copeta, y dímosles tal mano, que en dos horas moL rieron más de tres mil hombres, Y porque vuestra majestad vea cuán apercibidos estaban, antes que yo saliese de nuestro aposentamiento tenían todas las calles tomadas y toda la gente apunto, aunque como los tomamos de sobresalto, fueron buenos de desbaratar, mayormente que les faltaba los candi- llos porque los tenía ya presos; é hice poner fuego á algunas torres y casas fuertes, donde se defendían y nos ofendían. E así anduve por la ciudad pelean- do, dejando á buen recaudo el aposento, que era muy fuerte, bien cinco horas, na&ta que eché toda la gente fuera de la ciudad por muchas partes della, porque me ayudaban bien cinco mil indios de Tas- caltcal, y otros cuatrocientos de Cempoal. E vuel- to al aposento, hablé con aquellos señores que tenía presos, y les pregunté qué era la causa que me que- rían matar á traición, E me respondieron que ellos no teman la culpa, porque los de Culúa (1), que son

(1) Esto es, los mexicanos.