Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/107

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


                               96

sé ayudar los unos á los otros, y que desta manera habían venido allí, y no por su mandado; pero que adelante yo vería ea sus obras si era verdad lo que él no había enviado á decir ó no, y que todavía me rogaba que no cúrase de ir á su tierra, porque era estéril, y padeceríamos necesidad, y que de donde quiera que yo estuviese le enviase á pedir So que yo quisiese, y que lo enviaría muy cumplidamente. Yo le respondí que la ida á su tierra no se podía excusar, porque había de enviar del y della rela- ción á vuestra majestad, y que yo creía lo que él me enviaba á decir; por tanto, que pues yo no ha- bía de dejar fe llegar á verde, que él lo hubiese por bien, y que no se pusiese en otra cosa, porque seria mucho daño suyo, é á mí me pesaría de cualquiera que te viniese. Y desde que ya vido que mi deter- minada voluntad era de velle á él y á su tierra, me envió á decir que fuese en hora; que él me esperaría en aquella gran ciudad donde estaba, y envióme machos de los suyos para que fuesen con- migo; porque ya entraba por su tierra; los cuales me querían encaminar por cierto camino (1) donde ellos debían tener algún concierto para nos ofender, según después pareció; porque lo vieron muchos es- pañoles que yo enviaba después por la tierra. E hab- ia en aquel camino tantas puentes y pasos malos,

(1) Este camino era por Calpulapa, y no quiso Cortés ir por él.