Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/109

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


98


tales cuales para semejante negocio eran necesarios, y con algunos naturales de la tierra que los guiasen, y le encomendé mucho procurasen de subir la dicha sierra, y saber el secreto de aquel humo de dónde y cómo salía. Los cuales fueron, y trabajaron lo que fué posible por la subir, y jamás pudieron, á causa de la mucha nieve que en la sierra hay, y de muchos torbellinos que de la ceniza que de allí sale andan por la sierra, y tambien porque no pudieron sufrir la gran frialdad que arriba hacia (1); pero llegaron muy cerca de lo alto; y tanto, que estando arriba comenzó á salir aquel humo, y dicen que salia con tanto ímpetu y ruido, que parecia que toda la sierra se caía abajo, y así se bajaron, y trujeron mucha nieve y carámbanos para que los viésemos, porque nos parecia cosa muy nueva en estas partes, á causa de estar en parte tan cálida, seguia hasta agora ha sido opinion de los pilotos. Especialmente que dicen que esta tierra está en veinte grados (2), que es en el paralelo de la isla Española, donde continuamente hace muy gran calor. E yendo á ver esta sierra, toparon un camino, y preguntaron á los naturales de la tierra que iban con ellos que para

(1) A lo alto del volcan ninguno ha llegado, porque la nieve está como espuma, y no sirve para llevar á México, sino la de la otra sierra inmediata, que los gentiles creían era la mujer del volcan, y por esto la llamaban Zihualtapec.

(2) Es cierto que todos colocan este país á veinte grados de latitud.