Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/286

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida
275

cómo al puerto de la villa de la Veracruz había llega- do manao, en que venian, sin los marineros, treinta ó cuarenta españoles y ocho caballos, y algunas balles- tas y escopetas y pólvora, y como no habian sabido cómo nos iba en la guerra, ni habia seguridad para pasar á nosotros, tenian mucha pena, y estaban allí detenidos algunos españoles que no osaban venir, aunque deseaban traerme tan buena nueva. E co- mo sintió un criado mio, que habia dejado allí, que algunos se querian atrever á venir donde yo estaba, mandó apregonar, so graves penas, que na- die saliese de allí fasta que yo lo enviase á mandar; y un mozo mio, como vió que con cosa del mundo no habria mas placer que con saber la venida de la nao y del socorro que traía, aunque la tierra no es- taba segura, de noche se salió y vino á Tesáico; de que nos espantamos mucho haber llegado vivo, y hubimos mucho placer con las nuevas, porque te- niamos extrema necesidad de socorro. Este mismo dia, muy católico señor, llegaron allí á Tesáico ciertos hombres de bien, mensajeros de los de Calco; y dijéronme cómo á causa de haberse veni- do á ofrecer por vasallos de vuestra majestad, todos los de México y Temixtitan venian sobre ellos pa- ra los destruir y matar, y que para ello habian convocado y apercibido á todos los cercanos á su tierra, y que me rogaban que los socorriese y ayu- dase en tan gran necesidad, porque pensaban verse en grandísimo estrecho si así no lo hacia. Y certifico