Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/313

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
302

guerra de los enemigos. E como llegamos, pareció que quisieron hacernos alguna señal de paz, ó por el temor que tuvieron ó por nos engañar. Puro luego en continente sin más acuerdo comenzaron á huir, desamparando su pueblo; y yo no curé de detenerme en él, y con los treinta de caballo dimos tras ellos bien dos leguas, hasta los encerrar en otro pueblo que se dice Gilutepeque [1], donde alanceamos y matamos muchos. Y en este pueblo hallamos la gente muy descuidada, porque llegamos primero que sus espías, y murieron algunos, y tomáronse muchas mujeres y muchachos, y todos los demas huyeron; y yo estuve dos dias en este pueblo, creyendo que el señor dél se viniera á dar por vasallo de vuestra majestad; y como nunca vino, cuándo parti hice poner fuego al pueblo; y antes que del saliese, vinieron ciertas personas del pueblo antes, que se dice Yaclepeque, y rogáronme que les perdonase, y que ellos se querian dar por vasallos de vuestra majestad. Yo les recibí de buena voluntad, porque en ellos se había hecho ya buen castigo. Aquel dia que partí, á las nueve del dia llegué á vista de un pueblo muy fuerte, que se llama Coadnabaced [2], y dentro dél habia mucha gente

  1. Xilotepec este y los pueblos de arriba están antes de Cuernavaca; pero pudo haber equivocacion en el nombre por poner Xiuxtepec o Xuchitepec.
  2. Cuenavaca, sabes Quaunabuac, es amenísimo, muy