Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/35

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


23

tásemos en tierra porque no teníamos donde dormir aquella noche sino en la mar en aquellos bergautines y barcas, en las cuales no cabiamos aún de piés, porque para volver á nuestros navíos era muy tarde, porque quedaban en alta mar; y oído esto por los indios, respondiéronle que hablase desde allí lo que quisiese, y que no habíase (1) de saltar él ni su gente en tierra, sino que le defenderian la entrada; y luego en diciendo esto comenzáronse á poner en órden para nos tirar flechas, amenazándonos y diciendo que nos fuésemos de allí, y por ser esto dia muy tarde, que casi era ya que queria ponerse el sol, acordó el capitan que nos fuésemos á unos arenales que estaban enfrente de aquel pueblo; y allí saltamos en tierra y dormimos aquella noche. Otro dia de mañana luego siguiente vinieron á nosotros ciertos indios en una canoa, y trajeron ciertas gallinas y un poco de maíz que habria para comer hombre (2) en una comida, y dijéronnos que tomásemos aquello y que nos fuésemos de su tierra; y el capitan la habló con los intérpretes que teniamos ; y les dió á entender que en ninguna manera él se habia de partir de aquella tierra hasta saber el secreto della para poder escribir á vuestra majestad verdadera relacion della, y que les tornaba á rogar que no recibiesen pena dello ni le defendiesen la entrada al dicho pueblo, pues que eran

(1) Quizá y que no habla. (2) Aquí falta alguna palabra antes de hombres.