Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/465

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


455

muchos españoles, así de los de un capitán que á él envió él dicho Francisco de Garáy, como de otra nao que después con tiempo dio en aquella costa, que no dejaron alguno vivo, porque algunos de los naturales de aquellas partes venido á mí á disculparse de aquellas muertes, diciéndome que ellos lo habían hecho porque supieron que no eran de mi compañía, y porque habían sido dellos maltratados; y que si yo quisiese allí enviar gente de mi compañía, que ellos los tendrían en mucho y los servirían en todo lo que ellos pudiesen, y que me agradeceríais mucho que los enviase, porque temían que aquella gente con quien ellos habian peleado, volvieran sobre ellos á se vengar, como porque tenian ciertos comarcanos (.1) sus enemigos de quien recibían daño, y que con los españoles que ya los diese se favorecerían; y porque cuando estos vinieron yo tenía falta de gente, no pude cumplir lo que cultad puede entrar una barca de Campeche, y lo aseguro haberlo oido yo mismo en Pánuco á unos campechanos que iban por piloncillo de azucar con el motivo de haberme embarcado para Iampico en un bote suyo. Por esta razón Se ha desamparado enteramente el puerto de Tampico, que a1 principio se respeto como bueno y aun se compusieron los caminos desde Pánuco hasta México para conducir las flotas, haciendo puentes costosos, que hoy están abandonados. . (1) Los enemigos que decían los de Pánuco eran los invitados del rey de Michoacan, con quienes confiaban, y aun hoy divido el arzobispo de Mexico;de la diócesis de Michoacan por aquella parte del rio Verde.