Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/67

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


56

habia pasado lo que yo en servicio de vuestra alteza hacia, é aun algunos dallos se me quisieron alizar y írseme de la tierra, en especial cuatro españoles que se decían Juan Escudero y Diego Cermeño, piloto, y Gonzalo de Ungría, asimismo piloto, y Alonso Peñate; los cuales, según lo confesaron espontáneamente, tenían determinado de tomar un bergantin que estaba en el puerto con cierto pan y tocinos, y matar al maestre dél, y irse á la isla Fernandina (1) á hacer sabor á Diego Velazquez cómo yo enviaba la nao que á vuestra alteza envié, y lo que en ella iba, y el camino, que la dicha nao habia de llevar, para que el dicho Diego Velczquez pusiese, navios en guarda para que la tomasen, como después que lo supo lo puso por obra; que segun he sido informado, envió tras la dicha nao una carabela, y sí no fuera pasada, (2) la tomara, E asimismo confesaron que otras personas tenían la misma voluntad de avisar al dicho Diego Velazquez. E vistas las confesiones destos delincuentes, los castigué conforme á justicia y á lo que según el tiempo me pareció que había necesidad, y al serv-

lís, Torquemada y Herrera, hizo tanta contradicción á Cortés, y puso en duda el credito y fidelidad deste, enviando al rey siniestros informes desde la Isla de Cuba, donde estaba de gobernador y de que fué conquistador; era natural de Cuellar, y antes criado de D. Bartolomé Colon.

(1) A la Isla de Cuba la llamaron Fernandina, por el rey D. Fernando el Católico, y á la de Santo Domingo, Isabela, por la reina católica,

(2) Esto es, si no hubiera pasado el canal de Bahama.