Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/75

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


64

nadas pasamos otro puerto (1), aunque no tan agro como el primero, y en lo alto dél estaba una torre pequeña, casi como humilladero, donde tenian ciertos ídolos (2), y al derredor de la torre más de mil carretadas de leña cortada muy compuesta, á cuyo respeto le pusimos nombre el puerto de la Leña; y á 1a abajada del dicho puerto, entre unas sierras muy agras, está un valle muy poblado de gente, que, según pareció, debía ser gente pobre; y después de haber andado dos leguas por la población sin saber della, llegué á un asiento algo más llano, donde pareció, estar el señor de aquel valle que tenia las mayores y más bien labradas casas que hasta entonces en esta tierra habíamos visto, porgue eran todas de cantería labradas y muy nuevas, é había en ellas muchas y muy grandes y hermosas salas, y muchos aposentos muy bien obrados; y este valle y población se llama Caltanmi. Del señor y gente fui muy bien recibido y aposentado. Y después de haberle hablado de vuestra majestad, y le haber dicho la causa de mi venida en estas partes, le pregunté si él era vasallo de Muteczuma o si era de parcialidad alguna. Eí c.ual, Admirado de lo que le pregustaba, me res(1)


Este sitio, con fundamento, no conjetura ser lo que hoy llaman Sierra del Aguaa, pasado el Cofre (2) Eran tantos las ídolos y dioses falsos, que para cada mes y cada día tenían deidades, según consta el alendaio idolátrico, ha victon.'