Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/81

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


                                  70

horabuena, que seria dellos bien recibido. Yo les respondí quegelo agradecía, y que los tenia por ami- gos, y que yo iría como ellos decían. Aquella no- che irte fué forzado dormir en un arroyo, una legua adelante donde esto acaeció, así por ser tarde como porque la gente venia cansada. Allí estuve al mejor recaudo que pude, con mis velas y escuchas, así de caballo como de pié, hasta que fué el dia, que me partí; llevando mi delantera y reenaje bien concer- tadas, y mis corredores delante. E llegando á un pueblo pequeñuelo, ya. que salía el sol, vinieron los otros dos mensajeros llorando, diciendo que los ha- bían atado para los matar, y que ellos se habían esca- pado aquella noche. E no dos tiros de piedras dellos asomó mucha cantidad de indios muy armados y con muy gran grita, y comenzaron á pelear con nosotros tirándonos muchas varas y flechas. E yo les comencé á hacer mis requerimientos en forma, con las lenguas que conmigo llévala, por ante escribano. E cuanto mas me paraba á les amonestar y requerir con la paz, tanto mas nos daban ofendiéndonos cuanto ellos podían. B viendo que no aprovechaban requerimien- tos ni protestaciones, comenzamos á nos defender. como podíamos, y así nos llevaron peleando bástanos meter entre mas de cien mil hombres de pelea, que por todas partes nos tenían cercados, y peleamos coa ellos, y ellos con nosotros, todo el dia, hasta una hora antes de puesto el sol, que se retrajeron; en que con media docena de tiros de fuego, y con