Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/84

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida


73

trajéronme de comer y ciertas cosas de plumajes que ellos usan y tienen en estima. E yo les respondí que ellos lo habían hecho mal, pero que yo era contento de ser su amigo y perdonarles lo que habían hecho. Otro día siguiente vinieron fasta cincuenta indios, que, según pareció, eran hombres de quien se hacia caso entra ellos, diciendo que nos traían de comer, y comienzan á mirar las entradas y salidas del real, y algunas chozuelas donde estábamos aposentados. Y los de Cempoal vinieron a mí, y dijéronme que mirase que aquellos eran malos, y que venían á espiar y mirar cómo nos podrían dañar, é que tuviese por cierto que no venían á otra cosa. Yo hice tomar uno dellos disimuladamente, que los otros no lo vieron, y apartéme con el y con las lenguas, y amédrentele para que me dijese la verdad; el cual confesó que Siurengal, que es el capitán general desta provincia, estaba detrás de unos cerros que estaban, frontero del real, con mucha cantidad de gente, para dar aquella noche sobre nosotros, porque decían que ya se habían probado de día con nosotros, que no las aprovechaba nada, y que querían probar de noche, porque los suyos no temiesen los caballos, ni los tiros, ni las espadas. Y que los habían enviado á ellos para que viesen nuestro real y las partes por dónde nos podrían entrar, y cómo nos podrían quemar aquellas chozas de paja, Y luego fice tomar otro de los dichos indios, y e pregunté asimismo, y confesó lo que el otro por

CARTAS DE HERNÁN CORTES TOMO I—9