Página:2 Víctimas del Chic-Primera Edición.pdf/106

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

90 JOSÉ MANUEL HIDALGO.


Una mujer pobre no sueña heredar un tesoro; una pobre y hermosa no sueña encontrar un millonario que se case con ella; una rica y casi ignorada del estado llano no sueño ser princesa, duquesa ú otro titulo; y sin embargo, se ve luego millonarias á las pobres, lo mismo que á las hermosas humildes, y á las otras can nombres aristocráticos y brillar en la alta sociedad.

En todo eso han favorecido las circunstancias y la suerte ha sido propicia; pero es peligroso forzar las situaciones con impaciencias y medios absurdos que traen desilusiones amargas y comprometidas. Sólo al genio es dable forzar, romper, destruir los obstáculos que encuentra en su camino, y el genio no se halla á la vuelta de cada esquina: el genio se impone y avasalla ofuscando con el brillo de su gloria.

Á Yolande no podría echarse en cara su deseo de elevarse y penetrar en la alta sociedad. Joven, bonita, rica, inteligente y elegante, era natural lo intentase; pero entró de mala manera en un centro poco respetable, siquiera á la moda. Fácil le habría sido invocar el nacimiento de su madre entre los que supiesen quién era su familia, y ponerse bajo la protección de una dama respetable y virtuosa, como hay