Página:2 Víctimas del Chic-Primera Edición.pdf/113

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

JOSÉ MANUEL HIDALGO. 97


severidad del Marqués. Nobles eran, al fin, siquiera sin grandes títulos ni grandes bienes; y más valía aliarse por amor con quienes tienen hechas sus pruebas de honradisima conducta, grande ilustración y de todos los sentimientos que enaltecen, que cederá la razón de Estado que no siempre engendra el afecto y estima que asegura el provenir.

El Marqués tenía demasiada nobleza en el corazón para no sentir y comprender esas razones, pero sentía apartarse de esas tradiciones - sin desconocer, y aun estimando, el nacimiento de virtudes de la familia Renfijo - que llegara á ser un culto de que ciertas familias aristocráticas no han osado apartarse, resistiendo con firmeza á las ideas de las revoluciones políticas y sociales, y dando el ejemplo de que sus creencias y costumbres son más fuertes que la corriente á que se han dejado arrastrar otras al abismo de que no han podido salir; todo era en aquella casa noble, generoso, cristiano y respetable.

Pero el Marqués amaba á sus hijos, le dolía no ceder á sus deseos, temía que si no eran felices se lo echasen un día en cara y aun disminuyese el cariño que le profesaban; la voz de su mujer había tenido siempre en él benéfica influencia, y no que-