Página:2 Víctimas del Chic-Primera Edición.pdf/123

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

VÍCTIMAS DEL CHIC. 107



meollo. Por vanidad la una y por tontera el otro, y ambos porque tenían dinero, creian que la recompensaensa de lo que con ellos se hacia era el honor de servirles, como si todos los tesoros del mundo pu- dieran sobreponerse al valor moral y a la estima de la gente digna y respetable, que tienen derecho de poner bajo la planta su dinero y su necio engrei- miento. Él les da la pretensión de mirar de arriba abajo como el cernicalo lagartijero que quisiera cernerse sobre el águila real. Los millonarios que son caballeros no conocen la vanidad de esos sentimientos y se hacen perdonar, con tacto y con bondad, la posesión de su riqueza, lo que no impide, llegando la ocasión, muestren firmeza y dignidad. Si Yolande y Esternay hubiesen sido capaces de adivinar y comprender el desprecio que su ingrata y mezquina conducta inspiraba, les habrían salido los colores a la cara.


                      XVI

Lós prepárativos para las bodas se hicieron sin precipitación, pero sin levantar mano, y en plazo no