Página:2 Víctimas del Chic-Primera Edición.pdf/179

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
163
VICTIMAS DEL CHIC.

vado por él una especie de culto, al que llamaban << el tío Benito >>, vivía retirado, haciendo mucho bien, pero no disfrutaba del lujo que podría procurarlo su caudal, atesorando los intereses, por lo que le llamaban avaro, de lo que se burlaba, pensando en lo qué dirían después de su muerte, al ver el uso filantrópico que hacia de su caudal.

Era una especie de don Frutos Calamocha, excelente corazón, francote, enemigo de ceremonias, sensato en todas las cosas, nada pulido en las maneras, brusco y breve en sus frases; con su gran barba blanca, chaquetón de terciopelo negro de diario y castaño el domingo, ancho pantalón siempre negro, sombrero de fieltro, copa magullada y grandes alas, parecía una cabeza de Rembrandt. Siempre tenía en la mano un garrote, única arma defensiva y ofensiva que conocía; y cuando le contradecían á ola cosas vituperables, blandía como los << Increibles >> del principio de este siglo ese grueso bastón que llamaban << poder ejecutivo >>, como si quisiera caer sobre el culpable; garrotazo y tente tieso.

Llegaron hasta él las malas noticias de la familia de su difunto amigo, é indignado de que nadie advirtiera á su viuda de lo que pasaba, creyó de su