Página:2 Víctimas del Chic-Primera Edición.pdf/225

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida

VÍCTIMAS DEL CHIC.       209


lo profundo y sincero de su dolor, pero lo aplazó para cuando estuviera más serena, y tuvo que callar la escala - que tal aparecía á sus ojos - del Vizconde, y que estaba al borde del abismo de la misericordia.

Hay tal falta hoy de sentido moral y es tal el público descocó, como se quiera - no en todos, gracias á Dios - que cuando hay relaciones que han recibido la consagración del tiempo, y cesan por el matrimonio del galán, se suele dar seriamente el pésame á la dama y se la compadece como de una desgracia de la familia: aquel día fue una procesión de visitas de las íntimas de Yolande, y en los salones no se habó de otra cosa.

VI


Nada consolada con las frases de las falsas amigas, volvió á pasar la noche sollozando, deseando y temiendo el día siguiente, cavilando sobre las excusas y explicaciones que el Vizconde vendria á darle, y no acertando con ninguna, porque en todo lo encontraba culpable. No movía su corazón ni el perdón.