Página:Album poético-fotográfico de las escritoras cubanas.pdf/129

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 103 —

carcajada que miéntras resonaba en el espacio él oiria al despertar de mañana el agua del torrente á cuyo pié leyó y se inspiró con la «Jerusalen libertada,» y el canto de los gorriones y golondrinos posados en la cornisa de su ventana.

 Pero Maria, llena de sin par resignacion, dió una doliente mirada á aquellos bosques y prados, y volviendo los ojos á su adorable hermana Elena, hizo el siguiente bellísimo romance que vió la luz en el periódico «La Prensa,» y mas tarde lo imprimió en el «Libro de los amores» D. José Fornaris, por hallarse intimamente relacionado con muchas de las composiciones de dicho libro.

A MI HERMANA ELENA.




 Admite en este romance
En vez de versos el alma,
Y un suspiro y un recuerdo
Y mi adios á la Macagua.
Adios dulce como triste,
Cual toda dicha pasada;
Adios triste, porque entónces
Me despedí como ingrata;
Adios dulce, porque enjugas
Tú mis lágrimas amargas.

 Es de noche.— Entre las sombras
Triste el pensamiento vaga
En dulces melancolias
Y en ilusiones doradas.
La hermosa luna aparece
En trono de nubes blancas,
Y allá á lo lejos se oculta
Entre las nubes opacas.
La brisa murmuradora