Página:Almanaque de las portenas 1895.pdf/21

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada
— 19 —

 Lo que para nosotros há sido el olvido de esa ley de la vida colectiva, es de data muy reciente.

 Arrastrados por el delirio de las grandezas, fuimos á encallar en la llamada crisis de progreso, abandonando el trabajo para disipar la vida gastando los caudales del presente y descontando la fortuna del porvenir.

 Por fortuna, del exceso de todo mal surge el remedio, por que la obra de la creación está defendida por sí misma!

 Así vamos llegando al conocimiento del error hallándonos en el despertar de esa hora desgraciada.

 La experiencia del ofuscamiento sufrido, nos permite apreciar hoy el infortunio de la propia obra.

 A nadie podemos ni debemos culpar de nuestra desgracia.

 Tampoco tendremos que agradecer á extraños esfuerzos la rehabilitación que nos llevará á recuperar lo perdido.

 Al doblar la hoja del año, en el libro de la vida, no olvidemos para hoy y para mañana, las enseñanzas que atesora.

 Sepamos perseverar en la reacción iniciada.

 Descubierto el error hay el deber de apartarse de él con decidida voluntad y firme resolución.

 Una manzana podrida corrompe á cientos. En separarla á tiempo está la conservación de las sanas.

 Los hombres de mala ley son la fruta podrida de las sociedades humanas.

 Reaccionar hácia la verdad y el bien es apartarlos del gobierno y del camino que conduce al progreso colectivo.


  Buenos-Aires, Abril 1894.


Luis A. Mohr.
Almanaque de las portenas 1895 (page 21 crop).jpg