Página:Anonimo - Perfiles de una llaga social.pdf/43

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 43 —

ñado lo bastante para no incurrir otra vez en faltas como las pasadas.

 Cerca tengo el ejemplo que me apartará del juego, mi desgraciado Alfredo!!.... Pena me dá el pensarlo.... Pero ni atiende á mis consejos y siguiendo la corriente impetuosa del vicio, me tiene duramente escarmentado, todo cuanto tengo, es poco para él, siempre pidiendo, siempre quejas y mas quejas, sin que nada baste á contentarlo, ni nada para apartarlo de este fatal camino. ¡Dios le ayude, pues me declaro impotente para conjurar la desgracia que le persigue!

 Promesas y protestas, jamás faltan al desgraciado jugador; todo le parece justo, menos apartarse del objeto de su pasion.

 Así de esta manera sucedía con Don Agapito; protestas primeramente, juramentos despues, y promesas mas tarde, concluyeron por hacerle algo olvidadizo; el juego tomó su primitivo imperio, si bien en menor escala que antes; ahora disponía de los continuos envíos de Eduardo y pretestando una cosa ú otra, sabía sacarle, lo que el infeliz jóven tenía que pedir adelantado, por no negar el pedido de su padre, que según él era asunto de honor.