Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/114

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 114 —

el que escribe, bien ó mal, no hace mas que romperse la cabeza, sin sacar provecho alguno? La carrera de las letras parece creada en este país para las personas ricas. Para escribir es necesario exponer un capital que se pierde la mayor parte de las veces.

— Esplícate; no alcanzo á comprenderte bien.

— Parte de este principio: antes de que tengas un nombre, es decir, que seas conocido, no habrá nadie que quiera editar tus obras. Asi, pues, tendrás que hacerlas imprimir tú mismo y por tu propia cuenta, si no quieres que permanezcan en un cajon para in eternum, apolillándose y cubriéndose de polvo. Suponte que puedas reunir el dinero necesario para hacer la edicion (y los trabajos tipográficos están por las nubes); pones en venta los ejemplares que te sobren, despues de mandar uno ó dos á cada una de las imprentas de la Capital, que no son pocas, y para vender esos ejemplares tienes que prometer un veinte por ciento á los libreros, que si no, no aceptan la comision.

— Prosigue.

— Ya verás. ¿Quiénes crées que comprarán tus