Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/147

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


XV

ANTÍGONA

La jóven habia recibido un golpe terrible, pero no desfalleció por eso. Amando á Gonzalez, no habia llegado á esa ceguedad que hace que no se perciban los defectos, y la noticia del diario la habia espantado, haciéndola lanzar un grito de horror. Su desgracia hízola creer que el verdadero amor es un imposible en este mundo, y se juró no amar á nadie, para no incurrir nuevamente en equivocaciones tan peligrosas para su felicidad futura. Habia tomado á Ernesto por un modelo de hombres y habíalo visto rebajado, pervertido, vicioso.... ¿No ocultarian los demás bajo una capa de nobleza los defectos mas vergonzosos? ¿Quién podria asegurárselo? ¿Quién podria guiarla? No le era posible contar con su padre, pobre anciano agobiado por