Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/15

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 15 —

Desde entonces su familia no careció de lo necesario, gracias á ella.

Inclinada sobre el bastidor, sin descansar un instante, buscaba por medio de su habilidad en el bordado, un poco de dinero con que sostener á sus desgraciados padres. En la vecindad no se la conocia mas que por «La Bordadora».

Despues de tres meses de enfermedad, don Miguel recibió una esquela en la que se le notificaba que habia sido separado de su empleo, á causa de su prolongada ausencia. Pero la jóven no se afligió por ello. Tenia esperanzas, y apenas habia salido de la niñez. No conocia la sociedad y creía que todos eran nobles y buenos, porque ella lo era. Su alma pura é inocente habíase encontrado al despertar con dos almas gemelas, las de sus padres, niños viejos, que amaban la paz del hogar, y que no separándose de él, ignoraban las miserias del mundo y las infamias de los hombres. En tal escuela poco aprendió de la ciencia de la vida, por suerte ....

Cuando brilló para ella el sol de la juventud, solo fué para enseñarle el camino de la abnegacion por sus padres. Eugenia, postrada en el lecho, necesitaba cuidados; no se separó un instante de su cabe-