Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/154

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 154 —

A cada noticia leida por él á ese respecto, redoblaba su estudio, sin desalentarse, sin desfallecer un solo momento.

— Dicen que el trabajo constante lo vence todo, pensaba. Yo trabajaré, estaré siempre firme! Así conseguiré algo, sin duda.

El recuerdo de Manuela no se apartaba un instante de su imaginacion. Veía á la jóven, sentada junto al lecho de su madre, y bordando sin levantar la cabeza. Nunca olvidaba ese cuadro. Habia escrito unos versos, como lo dijo á Hazlo-todo, pintando esa escena, y su alma estaba retratada en esas estrofas que eran su primer obra, el despertar de su inteligencia.

En cuanto llegaba de la calle encerrábase en su habitacion, sin tratar de ver á Manuela, huyéndola, por decirlo así. Pero nunca sospechó que la enemistad de la jóven fuese tan grande.

No conocia la noticia que, como por casualidad. habia llegado á manos de la jóven, y por lo tanto ignoraba los motivos de aversion que tenia Manuela pasa con él.

Hazlo-todo se habia presentado en casa de Are-