Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/163

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


XVII

DOLORES

Mucho sentia Dolores «el mal rato» que dió á Manuela. De mal rato lo calificaba la pobre mujer, pues apenas conocia á la jóven, y no se daba cuenta aún de su fuerza de voluntad que la hacia ocultar sus penas. Creía de todas veras que la exclamacion de desprecio y disgusto que dejaron escapar sus lábios, era, solo, efecto de la impresion del primer instante, y que su amiga olvidaria pronto la falta cometida por Ernesto. Sufria por haber sido, en cierto modo, la causa de esa ruptura de relaciones, y se proponia trabajar para que todo quedara en el mismo estado que poco tiempo atrás.

— En último caso, pensaba, hablaré del asunto á D. Miguel, que es una excelente persona, y que