Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/173

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 173 —

de las veces, mayores que las que nosotros sufrimos. En la comparacion resultamos, pues, dichosos. y eso nos dá un cierto contento.

— Falso!

— Por qué?

— Porque uno recuerda que esa desdicha no existe. y por lo tanto se halla desgraciado siempre.

— Que se hable de otra cosa, exclamó uno de los comensales.

— No; esta comida es esencialmente literaria. dijo otro.

— Debian haberlo dicho con antelacion, gritó un tercero. De ese modo podríamos habernos quedado en nuestras respectivas casas. Una comida literaria puede causar una terrible indigestion al que asiste á ella!

Todos rieron.

— Así pues, continuó, propongo que se hable de carreras, de mujeres, de bailes, de paseos, de todas esas cosas alegres, en fin; de nada nos serviria otra clase de conversaciones.

La mocion se aceptó, no conversándose mas de dramas ni comedias. ¿Para qué serviria eso, sino

para calentar las cabezas, y no dar resultado alguno?