Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/174

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 174 —

En cambio se bebió, y mucho.

Dupont instó varias veces á Ernesto para que lo hiciese tambien, pero el jóven permanecia firme.

— Gracias; no bebo, contestaba siempre.

— Por qué?

— Porque no quiero embriagarme.

— Pero una sola copa... — Una copa lleva á otra, esta á una tercera, y así, sucesivamente, se vá bebiendo, y cuando uno menos piensa no se puede tener ya.

Armando vió la imposibilidad de arrastrar á su amigo. Eso lo desesperaba.

El noticiero y Lovez estaban ya muy cerca de la embriaguez.

Este último comenzó á hablar con Ernesto en voz baja.

— Me dice Armando que Vd. escribe.

— A qué género se dedica Vd?

— Trato de hacerlo, por lo menos.

— Aun no me he decidido. Ese es un problema árduo, en el que no se debe partir de lijero. ¿Quién me dice que no equivoque mi vocacion, cultivando un género en que me sea imposible adelantar un

paso?