Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/185

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


XIX

COMIENZA LA LUCHA

Ernesto pensó detenidamente aquella noche en la sospecha que habia nacido en él acerca de Armando. Nada en el exterior le probaba que no se habia equivocado; Hazlo-todo parecia un perfecto caballero, tanto por los hechos como por las palabras que le habia visto y escuchado, pero la sospecha habia nacido y nada era bastante para borrarla. Aquel suelto á que se refirió el reporter amigo de Armando, pesaba en su cabeza como una revelacion del carácter de ese hombre en quien habia depositado toda su confianza.

Entre tanto, Dupont no dormia. Sus fondos se iban agotado, y pensaba en el modo de aumentarlos nuevamente.

Para él eso era fácil. No se trataba mas que de engañar a uno de sus amigos.