Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/188

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 188 —

Y Lindoro tomó a toda prisa su sombrero, preparándose á salir.

— Ah! Se me olvidaba! exclamó Armando.

— Qué?

— Tienes dinero?

— Sí. Necesitas algo?

— Solo algunos pesos que me prestarás y te devolveré en tiempo oportuno.

— Toma.

Y el jóven sacó algunos billetes de su cartera, entregándo!os á Armando, que los colocó cuidadosamente en la suya.

— Y por qué hiciste lo del viaje al Rosario? preguntó Lindoro, que tenia aún sus dudas.

— Voy á decirte la verdad. Queria que me dejases libre para poder entregarme por completo á los planes que tenia para favorecer tus amores.

— Permíteme que no lo crea.

— Te debo tantos favores, Lindoro, que si no hiciera por tí todo cuanto está en mi mano, dijo Armando con acento conmovido, seria reo de ingratitud para contigo. Trato de pagarte á mi manera y te pido no lo dudes.

Y luego añadió para sí: