Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/19

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


II

LUCHA SILENCIOSA


Desde entonces todos sus pensamientos fueron para ella. La joven habia despertado su corazon, lo habia hecho latir por vez primera; comenzaba á vivir.

Hasta aquel dia, Ernesto ignoraba lo que es amar. Su juventud habia pasado entre los trabajos y las desdichas. Luchando á todas horas contra la miseria, no habia tenido tiempo para pensar en esos sentimientos que elevan el alma y la acercan á lo infinito. Cierto es tambien que, apartado por completo del mundo, no habia encontrado en su camino uno de esos séres que impresionan, arrastran y hacen que se les adore; la mujer era para él un enigma; el amor un misterio. Era ignorante, pero bueno y de brillante inteligencia. Apenas estuvo dos años en