Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/191

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 191 —

— Agradezco mucho á Vd. su recomendacion, dijo á Hazlo-todo, como tambien á este caballero e haberlo tomado en cuenta; pero, por desgracia, tengo mucho trabajo encargado, y no puedo aceptar mas, por ahora.

— Eso no importa, se apresuró a decir Lindoro. Puedo esperar, pues no corre prisa ninguna.

— ¿Por qué no hace Vd., entónces, el encargo á la casa para la cual bordo? Ese es un medio mas sencillo y mas fácil.

— Es que yo desearia que lo hiciera Vd. misma y ....

— Pidiendo que lo haga yo, no dude que me lo darian. Además he convenido con los dueños de la casa de bordados no ocuparme mas que de lo que ellos me ordenen. ¡Son tan aficionados á ganar mucho á costa nuestra!

— Pero Vd. podia hacerlo sin que ellos lo supieran.

— No; he empeñado mi palabra y la cumpliré.

Lindoro no tenia pretexto para permanecer allí por mas tiempo, así es que se despidió y salió seguido por Armando, que murmuraba:

— Está vencido, vencido y sin que me cueste trabajo! Ahora le tengo en mi poder. Se me ocur-