Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/20

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 20 —

el Colegio Nacional; la muerte de su padre le obligó á salir de él para dedicarse al trabajo, de modo que su instruccion, interrumpida muy en los principios, era nula ó poco menos. Sin embargo esta ignorancia era suplida en parte por su instinto natural. Adivinaba el mundo, pero no lo conocia. Su alma cándida á veces, se tornaba perspicaz en muchas ocasiones; entonces era dificil engañarlo.

Al comprender que amaba á Manuela, conoció que ese espíritu inocente y puro era un tesoro, y que, por lo tanto, le sería disputado.

—¡Si ella me quisiera! murmuraba á veces.

Si ella lo quisiera! Entonces le sonreiria la dicha,. seria feliz. Pero había un obstáculo que se oponia á su cariño. El era pobre, muy pobre. Trabajaba en una casa de comercio y su sueldo reducido apenas bastaba para él solo.

¿Cómo ofrecerle, pues, su amor?

El queria para Manuela todas las comodidades. Ambicionaba una corona para ponerla á sus piés. Casarse con ella era por lo tanto imposible.

¿Cómo sostener una familia, con dinero tan escaso? ¿Cómo hacer desgraciada á una mujer, sacándcla de una miseria para llevarla á otra miseria, mayor