Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/214

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 214 —

tenía la ventaja de ser instruido, ventaja que acatan siempre ]as personas que carecen de ilustracion.

Pocos dias despues de la escena que causó tan honda impresion en Ernesto, se hallaban D. Miguel y Dolores en el aposento contiguo á aquel en que trabajaba Manuela. La jóven, gracias á los infinitos esfuerzos de la buena mujer, había encontrado empleo en casa de una bordadora. Cierto es que las ganancias eran pocas, pero le bastaban para las necesidades de la vida.

Reinaba en la casa la economía mas completa. Como único objeto de lujo se veía en ella un canario encerrado en sencilla jaula, que la niña colocaba al lado de su puerta, para que le llegase un rayo de sol.

Los cantos del pajarito parecían llevar á la modesta vivienda un poco de la alegría que comenzó á faltar desde la muerte de Eugenia. La jóven lo adoraba y no tenia ratos de mas contento que aquellos en que el ave dejaba escuchar sus armoniosos trinos.

Aquella tarde, como siempre, don Miguel y Dolores se ocupaban de Ernesto y de Manuela.