Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/223

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 223 —

conozco á usted le estimo, y deseo que sea feliz Tenga Vd. confianza en mí. Dígame que confia en mi amistad, que eso no ha de pesarle.

Tenia tal acento de conviccion que el jóven la creyó,

— Sí, contestó, confio en Vd.

— Necesito que me lo pruebe.

— Haré lo que Vd. me diga.

— Prométame decir la verdad en todo lo que le pregunte. Esa es la única prueba que le exijo.

— Lo prometo.

— Ha sucedido lo que dice este diario? preguntó Dolores, enseñándole la infame noticia publicada por Dupont.

El jóven tomó el papel y lo leyó una, dos, tres veces. No daba crédito á lo que veia. Sus facciones iban desencajándose poco á poco; parecia presa de la locura. De pronto se levantó, rígido, de su asiento.

— Ella la ha visto? preguntó con voz que silbaba al salir de su garganta, y señalando la noticia.

— Sí, respondió débilmente Dolores.

— Oh! Ahora me lo explico todo, ahora comprendo el desvio de Manuela. El ha sido el causante de