Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/268

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 268 —

Mil veces intentó escribir algo para los diarios, y mil veces dejó caer la pluma con profundo desaliento pues creia imposible crear nada digno de ser leido. Pero los deseos de mejorar su suerte le hicieron mas audaz. Escribió, enviando á varios periódicos artículo tras artículo, sin que lograra ver aparecer uno solo. Por fin uno fué publicado. Corrió á percibir la paga, que fué tan exigua, que no le rezarcia ni aun del tiempo empleado en escribir. Desde entonces su pluma permaneció colgada, sin que la usase mas que para algun desahogo íntimo, de esos que á veces necesita el hombre, y que tanto consuelo proporcionan.

Su fracaso lo desanimó mucho. Ernesto era un hombre perdido para las letras; de aquellos que comienzan á crear y que al ver que sus esfuerzos se estrellan contra lo infranqueable, abandonan el camino que se proponian seguir, para emprender otro mas fácil y de resultados menos dudosos.

La lucha por la vida malogra muchos ingenios. Quizá Gonzalez era uno de ellos ó estaba llamado á serlo algun dia; pero no seria justo asegurarlo, puesto que el jóven tiró la pluma aun antes de que ella