Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/286

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 286 —

A pocos pasos de allí encontró á Coleti, su cómplice en el asunto de la noticia. Se dirijió á él. Deseaba echarle en cara su felonía, y hasta golpearlo....

El reporter le esperó sonriedo y antes de que pudiera decir una palabra:

— Sé que vas á censurarme, le dijo. He hecho mal, muy mal, pero estoy pronto á reparar mi falta. Ese Gonzalez me parece un estúpido, y tengo ganas de jugarle una mala pasada. Como me parece que á tí te sobran, te ofrezco mi cooperacion mas eficaz; no has de rechazarla, segun creo.

Armando, asombrado, tomó el brazo de su oficioso camarada, alegre al encontrar un instrumento del que podia servirse en contra de Ernesto. Asi le seria mas fácil conseguir su objeto. Sin embargo, no quiso decir nada aventurado; Coleti le habia hecho traicion una vez, y estaba resuelto á no dejarse burlar nuevamente.

— No te equivocas, dijo á pesar de eso. Gonzalez me ha vencido, y quiero vengarme.

— Yo te ayudaré. Ese jóven me ha dado motivos para que le ódie.

— Sí? Qué te ha pasado?

— Despues de descubrirle lo que habias hecho, le