Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/47

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


IV

CONFERENCIA

Aquella misma noche fué Dupont á visitar á Ernesto. El jóven era ya su amigo porque, como es natural, no sospechaba de él. Así es que lo recibia con marcadas señales de contento, como se recibe siempre á una persona querida. Armando no lo ignoraba; veia en Gonzalez tal candidez, tan inmensa confianza, que creyó desde el primer momento poder servirse de él para la realizacion de sus planes. Pero debía desengañarse pronto.

Al jóven no le cabia su amor en el pecho, anhelaba depositarlo en un amigo, contárselo todo; desahogarse era una necesidad.

Y á quién elejir que valiera mas que Armando?

El número de sus amigos era reducido.

Así pues, elijió á Dupont para confidente. Ernesto creia que el alma de aquel hombre era seme-