Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/56

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 56 —

elejir. Te gusta mi alfiler, yo te lo ofrezco. ¿Qué cosa mas natural?

— Ciertamente.

— Y volviendo á Manuela, qué me aconsejas tú que haga?

— Que sigas tu plan; no puedes hacer nada mejor.

— Qué te ha parecido la chica?

— Así, así. Es regularmente bonita....

— Pues á mí me parece muy bella!

— Vaya, no te disgustes por eso.

— No, respondió secamente.

— Ya sabes que sobre gustos ....

Acuña no contestó.

Al poco rato y tomando su sombrero se preparó á salir.

— Escríbeme todo cuanto te pase, dijo Armando.

— Con qué direccion.

— Mándame las cartas á este mismo hotel; yo pediré que me las envien; tú olvidarias las señas.

— Perfectamente. Hasta la vuelta.

— Hasta la vuelta, Lindoro.

Acuña salió.