Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/76

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
— 76 —

genia, algo comparable á un rujido, á un estertor.... algo sobrehumano, algo de ultratumba.

Parecía que el alma de la muribunda sostuviera una reñida batalla con el cuerpo, y que ambos lanzaran en el calor de la lucha gritos de esos que se oyen solo en los combates ....

Ya Manuela, agotadas las fuerzas, iba á renunciar á su noble tarea, cuando las convulsiones de la enferma fueron disminuyendo. Un instante despues yacia con los ojos cerrados y el rostro vuelto hácia el techo.... Se la hubiera creido muerta, si no-hubiese continuado ese estertor que conmovia todo su cuerpo....

Manuela se arrodilló á la cabecera de la cama. besando y mojando con sus lágrimas una de las manos de la enferma que pendia fuera del lecho. Ni D. Miguel ni ella pronunciaron una sola palabra.

El médico entró, silencioso tambien. Tocó las estremidades: estaban frias. Tomó una vela de sobre una mesa y levantando el párpado de la muribunda, le presentó de lleno la luz.

La enferma hizo un movimiento. Cerró inme-