Página:Antigona - Roberto J Payro.pdf/79

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


VII

AL ROSARIO!....

Lindoro Acuña habíase dirijido á su casa, inmediatamente despues de la entrevista que tuvo con Dupont en la de este último.

Púsose á reflexionar, una vez que estuvo cómodamente arrellenado en un sillon, sobre la mejor manera de acercarse á la dueña de sus melancólicos y románticos pensamientos.

— Lo de la carta, pensaba, no está mal urdido, pero ¡qué diablos! puedo encontrar un medio mas fácil y sencillo. Esto de esponerse á que le den á uno una negativa rotunda, no es diplomático!...

El jóven miró su reloj.

— Las once, murmuró. Es aún muy temprano. ¿Qué puedo hacer en casa? Vamos! A la calle!

Y saliendo de su casa dirijióse al teatro Colon.