Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/180

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


180 ANTOLOGiA DE LA POESfA FEMENINA ARGENTINA

Sentia que tus manos en mis manos

iban quedando poco a poco frias,

y que eran todos mis esfuerzos vanos por prestarles calor entre las mias;

que tu cabeza, tu cabeza hermosa, con sus rizos de plata, de mi pecho pesada resbalé, como una cosa

en las revueltas ropas de tu lechol

Entonces, con el alma torturada te grité: ;Madre!, te llamé bajito, y t1'1 no respondias, mi adorada, y mi voz no era voz, fué Como un grito

de fiera herida. ;El pecho desgarrado te estrechaba convulsa, airada, loca queriendo dar calor al cuerpo helado con los febriles besos de mi boca!

Entonces desperté. Sobre mi frente sudorosa de angustia y de espanto temblaba fresca, pura y transparente una gota dulcisima de llanto.

De llanto tuyo. .. Sobre mi inclinabas el rostro amante de inquietud turbado.

Madre del alma! ;Con tu amor guardabas

mi suefio cruel, mi suefio despiadado!

T11 me hablabas. No sé qué me decias.

Te vi a mi lado mi dormir velando

y COIIIO cuando nifia me refiias,

me guareci en tus brazos sollozandol