Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/365

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


MERCEDES PLIJATO CRESPO DE CAMELINO VEDOYA

desmesurados clavos: garfios de acero que en la cruz del suplicio de un vil madero. ataron al Dios Fuerte, manos y pies.

Libro abierto en los Campos como si fuera

el biblico relato que se leyera

un Viernes Santo, al lado de alto cirial; silvestre escarapela con los colores

de los Iazos de cinta que en sus albores lucio el pueblo 'de Mayo. ;Flor nacionall

Cuando se entibia el aire, su enredadera,

de cien nudos azules, teje ligera

para filtrar los soles, regio tamiz;

y al horrible desvelo tiende amorosa

el copén desbordante de soporosa

bebi-da de los odres de su raiz.

Si a veces de su tronco los fuertes Iazos, entre el follaje se abren Como dos brazos en los ceibos a orillas del Parana, el espiritu finge ver de contino el "In hoc signo vinces" de Constantino bajo cruces de agreste mburucuya.

gPor qué a rfisticos sitios se la relega? 5Un terrén de su tierra quién se lo niega ‘en magnificos parques de la ciudad?

Llevada en las espiras del torbellino

mundanal, hoy no quiere ver su destino en sus misticas paginas la humanidad?

Oh, no dobléis la hoja maravillosal

Leed, todos, la méxima luminosa -escrita en la portada del libro~flor: