Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/387

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


CELINA ESTELA RIGANELLI 389

Y asi, mientras desfilan las horas de la tarde

por un presentimiento. . . me siento mas cobarde. Es que bien sabe el alma que una tarde cualquiera de invierno,

de verano,

de otofio

o primavera

llegara la tragedia con su cara de bruja

a romper nuestra vida Como tenue burbuja.

AKIO NUEVO (Inédito)

"Elafio nuevo que viene, el afio viejo que va, el uno maté esperanzas, el otro las matara".

Para los que llevamos quince afios en el pecho para los que vivimos COIIIO un canto de amor para los que ignoramos la maldad del acecho la cancion amarga o el ensuefio deshecho para todos nosotros es un rayo de sol.

Para aquellos que llevan en su propia ignorancia el por qué de la Vida sin amor ni dolor

y que son como flores sin color ni fragancia

y que viven obscuros en anénima estancia

para aquellos un afio no es ni siquiera un valor.

Mas ara a uellos los otros, los ue van vacilantes P Cl Cl ba'o el eso terrible de un eterno esar,

J P P para los que no saben de ilusiones amantes para aquellos un afio que llega fulgurante es solo un desencanto y una tristeza mas.

"El afio nuevo que viene, el afio viejo que va, el uno maté esperanzas, el otro las matara".