Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/432

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida


432 ANToLoGiA DE LA PoEsiA FEMENINA ARGENTINA

Hay esa paz sencilla de la aldea para quien ame su vivir tranquilo, y ruido mundanal para el que crea que es -ese mundo de la dicha _asi1o.

Y hay el encanto de 1as‘cosas viejas. en los muros tres veces centenarios, en los férreos encajes de las rejas, en los vetustos templos solitarios.

En el austero hogar hay todavia nobles retratos que el salon presiden, y reviven las viejas hidalguias cuando el honor o la amistad lo piden.

La serena corriente de las horas en raudal apacible se desliza, y brillan luminosas las auroras sobre los dias del vivir sin prisa.

]Oh dulce encanto del nativo sueloi

oh la tranquila Vida provinciana!

icuando calienta el sol, fulgura el cielo, y repican alegres las campanas!

LAS CASONAS

Si llegas a Salta buscando impresiones verés en sus calles las raras visiones de casas muy amplias, de casas muy viejas, casas solariegas de aleros y rejas; de muros espesos y de altos portales que de lejanos tiempos coloniales estén recordando—siempre evocadoras— heroicos sucesos, romanticas horas.